Categorías

Calendario del Blog

Octubre 2017
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4

Imagen Aleatoria

Imagen Aleatoria

Comentarios Recientes

Emblemas

Es Válido 0xCAE274D6
Soporta RSS2
Soporta Atom
Energizado por Jaws Project

General

  • FF


    bespin:/home/m77# apt-get dist-upgrade
    Reading package lists... Done
    Building dependency tree
    Reading state information... Done
    The following NEW packages will be installed:
    The following packages will be upgraded:
    12 upgraded, 21 newly installed, 0 to remove and 0 not upgraded.

  • Confesión

    Hace ya varios días que no escribo; bien podría culpar al trabajo, refugiarme en una lista interminable de quehaceres acumulados y empolvados, alegar que no me queda tiempo en los viajes, que en toda Oaxacalifornia, lo siento, que de Oaxaca a la Baja no hay historias merecedoras, incluso tengo a mi favor que te consta me la he pasado volando y así es un tanto difícil aterrizar las ideas.

    Podría también usar en mi defensa que las palabras no han venido a mí, como si alguna vez lo hubiesen hecho, que me han abandonado, que no hacen ya más escala por acá, que ni siquiera me han llamado para saber cómo estoy; que prefiero vivir el cuento que escribirlo, que no hay poesía que alcance a describirte, que no bastarían mil imágenes para expresarte lo que siento, que las palabras que preciso no han sido, ni lo serán jamás, inventadas.

    Podría armar algo nuevo, andarme por las ramas, organizar una pelea con final feliz en algún ring paradisiaco donde pudieras lucir la hermosura de tus pies desnudos.

    Las cosas cambiaron, no es lo mismo escribir pensando en ti con la esperanza que al leerlo desearas ser la princesa, la reparadora de días, la reta en el scrabble, la muñeca, la del café Keks, la escritora, la del kiosco en la plaza, la destinataria en mis postales, la pintora, la del aliento de polvo de hada, la contrincante en un juego de damas, la hechicera, la que me desarma, la flaca, la que domina el lenguaje, la rebelde, la del papalote, el final alternativo de las películas, la shula, la compañía en el cine, la espantada, la contradicción en mi adicción, la líder, la de los acertijos, la que me hace perder los vuelos, la sirena, la de las canciones, la adversaria en una guerra de codos, la morena, la de la boca de fresa, la fotógrafa, la víctima de un asalto, la musa, la del corazón de niña o la del licuado de papaya, a que estés completamente consciente de que lo eres; tratar de ocultarlo, aparte, sería tan absurdo como pretender esconder a la lepa detrás de tus pupilas.

    No podría confesarte ésto si además de mi princesa, no fueras mi mejor amiga.

    limdplp.
  • Armisticio

    Aquí la avanzada del noroeste reportándose para hacer de su conocimiento que el día de hoy, domingo veintisiete de enero del año dos mil ocho a las cuatrocientas cincuenta y cuatro horas, fuera fusilada la líder[0] de la rebelión.

    Protegida por la madrugada no se alcanzaba a distinguir claramente su cara. Yo mismo me acerqué para remover de su rostro el cabello desaliñado, dejando a descubierto un tiritante y hermoso par de ojos humedecidos, más por el placer de contemplarlo que por la obligación de identificarlo. Su última voluntad no pudo ser escuchada, a pesar de la corta distancia, por la algarabía padecida en el paredón, más, pareció no darle importancia, prefiriendo acurrucarse, embonando a la perfección como si ese hubiera sido siempre su lugar, en los brazos de la línea de fusilamiento. Justo estaba por ordenar fuego cuando alcancé a escuchar me preguntaba, con la mirada clavada, qué era lo que estaba haciendo. No supe más que tomar el arma de metralla y descargarla contra sus labios, viendo, como en cámara lenta, la manera en que los casquillos de besos recién quemados iban saliendo disparados, impacientes por tan larga espera que muy bien valió la pena. No hubo un cese al fuego hasta al alba.


    [0] Lideresa según la R.A.E., más es absurdo ya que la primera no indica género.
  • Un año más

    Se acabaron las vacaciones. No, no es que haya desertado a la propuesta que aquella banda, liderada por quien no me opondría fuese mi suegro, nos ofreciera en el verano del ochenta y siete con su regreso triunfal. Se acabaron las festividades celebradas por el grosor de la población durante el último mes del año y los primeros días de enero. A veces resulta absurdo tratar de escribir políticamente correcto, tan sencillo que hubiera sido: Se acabó el Lupe-Reyes y más claro, imposible. Te había dejado descansar, a veces por gusto, así lo decidía, por fuerza, no quedaba de otra, por los viajes, por las fiestas, por las celebraciones, por el cambio de ciudad, por los acontecimientos que no me gustaría revivir, por los que sí, por la depresión mayor a la habitual y por la algarabía de felicidad que nos invita a perder el interés en que el mundo no reviente en confeti, pero ésto se acabó. Desde esta nueva trinchera seguiré en la batalla.

    Ciclos que se cumplen, otros que despiertan, unos más que nacen, y algunos que se pierden. Terminando el balance del ejercicio anterior, descubro muchos y nuevos nombres a la diestra de las cuentas del legajo, casi inversamente proporcional, por decirlo de alguna manera, a los valores de crédito, por suerte mi sistema puede corromper la partida doble. Hablando de deudas, no me tomes a mal que no me despidiera, sólo lo hice de quien explícitamente lo pidió, o de quien estuvo allí los últimos días. El lunes arrancan las labores, ya comienzo a ver cómo se aglutinan los quehaceres, desahuciados el día de hoy, porque hoy cerraremos el maratón con broche de oro en Guadalajara gracias a la hospitalidad de Natalia[0], quien lo quiera ver desde otra perspectiva, hoy inauguraremos el Reyes-Lupe desde la capital tapatía. De modo que no postergo más la invitación a comer jericallas[1] y los dejo con estas letras del sr. David Filio:

    Un año más
    por calles de este mundo descubriendo
    que no hay más noble gesto que la paz
    de la verdad,
    esa verdad que ampara nuestro oficio
    y viene a darnos fuerza un año más

    Un año más
    de lucha compartida
    en cielo abierto
    de retos que tuvimos que salvar
    un año más poniendo el hombro
    el uno al otro y viendo cómo es
    que da sus frutos la amistad

    Un año que se suma
    a tantos otros cabalgando
    un tiempo que se da
    como se da de lleno el sol
    llevando como pieza clave
    este fiel jinete
    montado al pecho
    noble, terco, fiero corazón

    Un año más
    que va dejando huella al sol
    un año de esperanza
    rebatiéndonos
    ungiendo cada quien su buena voluntad
    desenvainando el alma
    porque hay que luchar
    por un año mas

    Un año más
    creyendo en la canción como salida
    tratando de esquivar tiempos sin luz
    un año más
    sabiendo que el amor estuvo al día
    con la guitarra hablandonos de tu



    [0] aka Chabelita
    [1] o jericaya[2]
    [2] dios bendiga a la rae
  • La nostalgia ya no es lo que era

    Al parecer dos de los sitios que frecuento se pusieron de acuerdo y tratan el mismo tema. No happy dreams y xkcd, cada uno muy a su estilo, nos regalan sus versiones sobre la nostalgia. Yo, como fan asiduo de éstos, y siendo que de vez en cuando vuelo al pasado a revivir mis historias y momentos favoritos, he tomado prestado el tema.
    m77 en una Kawasaki

    ¿Cómo no recordar las comidas en casa de mi abuela? Repletas de tíos y primos que hoy en día escasamente veo. Los famosísimos[0] partidos de football[1] americano, los recorridos en patineta, los Kaepa, los horribles festivales escolares, la niña de cabello lacio y negro que dibujaba hermoso, el primer amor, mi primer computadora, el primer desamor, el Atari, las pláticas con mi mamá, StarWars, mi primer programa, los cambios de ciudad y con ellos de aires y en la mayoría de los casos de amigos, las vacaciones en familia, las propias con amigos, las aventuras en las motos, el Nintendo, la secundaria, cuando el rap se puso de moda, los lp's, las pintas, el Escuadrón, cuando me rapé, las discusiones interminables sobre cualquier tema que desembocaban invariablemente en mujeres, cuando Mtv me llamaba la atención, los consejos de mi papá, mi primer cuento, las pedas con la banda, la primera vez que llevé serenata, cuando viví solo, los nuevos pesos, el primer concierto, las novias por un día, las que me secuestraron por más tiempo, mi primer carro, las cintas mezcladas, entrar al antro siendo menor de edad, las personas que se nos adelantaron, cuando me dejé crecer el cabello, las charlas con mis abuelos, mis baquetas, la cama voladora, Sick Society, #Torreon, las postales, el primer acercamiento con GNU/Linux: un RedHat 5.1, mi primer servidor, la universidad, la nevada en la laguna, mi primer trabajo, cuando probé Debian, los viajes[2], los DebConf's, mi primer y hasta la fecha única laptop... A todos los que me han dejado compartir mi vida con ustedes, estén donde estén: un abrazo.

    No obstante el futuro nos traerá cosas mejores. ¡Espero![3]


    [0] Por lo menos en la cuadra donde crecí.
    [1] Fútbol... para que no se enojen.
    [2] Si pongo Suecia y Polonia en negritas... ¿hay problema?
    [3] En realidad no lo espero, el futuro debe forjarlo uno mismo.