Categorías

Calendario del Blog

Diciembre 2017
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
26 27 28 29 30 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6

Imagen Aleatoria

Imagen Aleatoria

Comentarios Recientes

Emblemas

Es Válido 0xCAE274D6
Soporta RSS2
Soporta Atom
Energizado por Jaws Project

Berrinches

  • Nuevo número de celular

    ¡Hola a todos!

    Les comento que mi número de celular ha cambiado, sólo hay que restarle 794,207 al anterior y... voilà!

    [Inserte aquí berrinche causado por una compañía telefónica que no puede mudarle su viejo y bien conocido número.]

  • Adobe apesta

    Nota mental: Jamás instales productos de Adobe en una partición hfs+ que diferencie entre mayúsculas y minúsculas... empiezan a hacer cosas extrañas, eso cuando quieren arrancar.
  • Yo era telcel y seguro tú también

    Harto del excelente servicio que ofrece Radiomóvil Dipsa S.A. de C.V., como:
    • tener el cuidado de mantener todas sus direcciones ip en listas negras de spam
    • cobrar roaming a llamadas entrantes
    • alargar las llamadas gratuitas de 4:30 minutos a 5 (para redondear, me imagino)
    • el prevenir que te quedes sin saldo recordándote continuamente (cada que envías un sms o que recibes o realizas una llamada) que compres tiempo aire
    • el obligarte a recargar con una ficha cuando todavía tienes más de 600 pesos de saldo que no te alcanzaste a terminar
    • el permitirte cancelar tu contrato 2 días antes de que termine pagando la módica cantidad de 12 mensualidades íntegras
    • el trato humanitario y amable de sus empleados
    • el extraordinario servicio de localización, cuando te atrasas con una mensualidad, llaman a tus contactos frecuentes para saber que estás bien (supongo) y ya de paso que te recuerden que tienes un adeudo
    En fin, lo intenté con plan, lo intenté con amigo, ahora lo intentaré con Movistar. Ojalá no ofrezcan tan buen servicio, que a las buenas cosas, uno se acostumbra fácilmente.

    P.S. El cambio de compañía, conservando mi número, fue de 2 días y medio.
  • Operativos en Torreón

    Hace unas horas, aproximadamente a las 2:00 am, hicimos escala en un Oxxo con el fin de abastecernos de suplementos básicos de supervivencia como bien pudieran ser Camels, Kinder Maxi, Reese's[0], Coca-Colas, leche con saborizante, Clamatos, etc. Al tratar de salir de la tienda cedimos el paso a un convoi[1] formado por:
    • 2 camionetas de la Policía Preventiva Municipal
    • 2 camionetas de la Policía Estatal Preventiva
    • 1 Neon blanco con placas particulares, el cual suponemos pertenece a la Policía Judicial
    • 1 Patrulla de la Policía Federal de Caminos
    • 2 camiones del Ejército Nacional
    Claro está, todos con armas de alto calibre en las manos, salvo los conductores, quienes decidieron avanzar lentamente por el carril derecho. Nuestro destino exigía virar a mi diestra dos cuadras más adelante, de modo que, como lo indicaba la luz intermitente de mi auto, me dispuse a rebasarlos. Una vez que dejamos atrás al líder, indicando la siguiente maniobra con el faro opuesto al anterior, me incorporé al carril y dí vuelta a la par que se dejó escuchar el claxon tan peculiar de las patrullas. Para nuestro infortunio éste no fue seguido de la famosa frase "Oríllese a la orilla", pero sí de un espectáculo de luces y arrancones. Confundido, detuve el auto para no estorbarles en su misión. ¡Oh sorpresa! Se detuvieron alrededor nuestro cerrándonos el paso y bajaron de sus vehículos. En mi cabeza sonaba un faaaaaaaaan[2] mientras tomaban sus posiciones los miembros del ejército nacional, a cada lado de la casa frente a la cual había tenido la grandiosa idea de estacionarme; y es que estarás de acuerdo en que una cosa es ver un operativo en la T.V. desde la comodidad de tu sillón favorito, o incluso observarlo en asientos de primera fila, y otra muy distinta, es estar en medio.

    Se acercó uno vestido de azul y me pidió amablemente[3] que detuviera el motor del vehículo. Acto seguido, nos ordenó bajáramos lentamente. Una vez en tierra firme vi el panorama muy distinto, no iban tras la gente que probablemente dormía ya en esa casa, sino por nosotros. Creo que necesitarías haber estado allí para creer que por un instante imaginé que sólo faltaba que un tanque doblara la esquina y nos apuntara, con el cañón principal, directamente a los ojos. También se perdieron la fiesta los helicópteros, los paracaidistas, y alguno que otro avión supersónico. Pregunté el motivo y a manera de respuesta obtuve la indicación de ponerme contra una camioneta con las manos en alto. Otro efectivo llegó para revisarme... después del faje que me dio, espero tenga la decencia de por lo menos llamarme mañana. Verificaron mis documentos más de dos agentes, pero a ninguno le llamó la atención que las placas fueran de Querétaro, la licencia de León y la credencial de elector de Torreón. Tampoco que mi acompañante portara en efectivo el suficiente dinero como para adquirir una computadora último modelo. Se acercó el equipo especial y me pidieron que abriera el auto. Inmediatamente después ya había 4 personas abordo y una más en la cajuela. Al cabo de cinco minutos cada miembro del equipo se reportó pronunciando negativo. Subieron todos a los vehículos, salvo los soldados, que seguían en sus posiciones. Encendieron los motores y comenzaron a avanzar, fue hasta entonces que el ejército rompió filas, corrió hasta el suyo y de un salto lo abordó[4].

    Rumbo a nuestro destino intercambiamos opiniones sobre lo ocurrido; curioso, estando presentes representantes de casi todas las instancias encargadas de nuestra seguridad, lo único que ambos pensamos fue que nos iban a sembrar algo.

    Update: Ok, olvidé mencionar que también temí por las cosas que se quedaron en el auto: ipod, celular, encendedor, bufanda, etc...


    [0] ¡Yay! Por fin hay en las tiendas de conveniencia.
    [1] Convoy en español.
    [2] Fan. Demonios en sueco.
    [3] Todos conocemos sus modos, ¿cierto?
    [4] Desgraciadamente no pude fijarme si al realizar esta acrobacia continuaban con una mano en el gatillo.
  • Cambiando el sistema de archivos (o una historia de terror a cargo de Ubuntu)

    Después de unas semanas de ausencia, para desgracia de muchos y deleite de pocas[0], he vuelto. Todo empezó a principios de octubre durante la edición de varios[1] archivos grandes[2] a la vez... poco a poco vi cómo mi ordenador consumía más y más memoria swap a la par que se tornaba lento. Desde que la compré supe que el disco duro sería el cuello de botella, por lo menos durante algún tiempo[3], pero en este momento ya no estaba dispuesto a seguir tolerándolo.

    Analicé mis pocas opciones, descartando la actualización a un disco duro más veloz debido a la falta de recursos, y opté por cambiar el sistema de archivos. Luego de recabar algo de información me dejé cautivar por reiserfs, rompiendo mi relación actual de años[4] con ext[5]. Ya entrado en gastos, decidí darle una probada a dm_crypt. Si, sé lo que estás pensando: ¿cómo le cargas el cifrado si lo que se deseaba era rapidez? Pues la respuesta es simple, 1. también me interesa proteger mis datos, 2. ya tenía tiempo que lo quería probar y 3. por suerte ando un poco sobrado de microprocesador en estos momentos.

    Así bien, respaldé toda mi información en un disco duro externo que mibito amable e ilusamente hizo el favor de prestarme, y arranqué con un live cd que tenía a la mano: Ubuntu 5.10 Horny Hedgehog, o algo así, jamás me he aprendido sus code names. Ejecuté fdisk, asegurándome de estar trabajando en mi disco y procedí a realizar los cambios que necesitaba en él. Una vez satisfecho traté de montar el disco duro externo, para comenzar a transferir los archivos, pero éste se rehusaba. Cuál va siendo mi sorpresa al descubrir que las modificaciones que le había hecho a uno de los discos estaban presentes en ambos.
    Recuperando archivos de un ext3

    Probé de todo para recuperar mis archivos, y los de mibito, testdisk, e2undel, recover, magicrescue... incluso probé danzar alrededor del disco con un hacha en las manos, pero todo fue en vano. A punto de darme por vencido intenté como último recurso darle una oportunidad a photorec, con lo cual logré recuperar muchos archivos, si, adivinaste, en su mayoría imágenes, y uno que otro[6] segmento de código donde me resulta más sencillo volver a crearlos que tratar de unirlos, pero bueno, peor es nada. Por suerte tenía respaldos de lo más importante.

    Una vez reinstalado Debian decidí probar gnome en lo que volvía a escribir los scripts que hacían de ratpoison el wm al que tan acostumbrado estaba. Una pila apareció en el panel, recordándome que había olvidado contemplar la duración de la pila con el cifrado de todas las particiones del disco... quedé impresionado con el nuevo y mejorado administrador de energía de gnome. =)
    gnome power manager

    Un tanto incrédulo corrí a mi terminal más cercana para que acpi -b me bajara de la nube; y es que era demasiado bello para ser verdad, antes la batería me duraba 4 horas, ahora, con dm_crypt, escasas 2. De modo que, aunque la velocidad mejoró, aún con el cifrado, el hecho de que la pila me rinda poco menos de 2 horas no es aceptable. Ahora probaré reiserfs sin dm_crypt. Si logro reproducir tan ameno bug de Ubuntu levanto el reporte, aunque dudo les importe ya que esa versión hace mucho que no tiene soporte y verifico si ya está reportado el bug del administrador de energía. Respecto a la protección de mis datos... pues he decidido adquirir una memoria de usb[7] dentro de una pulsera, cifrar su sistema de archivos y ahí guardar lo delicado.
    No regale amor, regale memoria de usb dentro de una pulsera.

    Gracias por leer completa esta laaaarga entrada[8] que inaugura la sección de berrinches; si gustas cooperar con el autor, puedes organizar una colecta para comprar la memoria, o si te quieres ver espléndido(a) puedes comprarla tu solo(a) y entregarla un día festivo próximo, digamos por ejemplo, en halloween. Por último, una disculpa a mibito por las molestias que ésto le ocasionó.


    [0] Donde muy probablemente pocas < 1.
    [1] Donde varios > 50.
    [2] Donde grandes > 7 mb.
    [3] Donde tiempo > 16 meses.
    [4] Donde años > 9.
    [5] Donde ext = 2 || ext = 3.
    [6] Donde uno que otro > 10^8.
    [7] Donde la capacidad es por lo menos >= 1 gb.
    [8] Donde entrada = 100. ¡Yay!