Categorías

Calendario del Blog

Junio 2022
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2

Imagen Aleatoria

Imagen Aleatoria

Comentarios Recientes

Emblemas

Es Válido 0xCAE274D6
Soporta RSS2
Soporta Atom
Energizado por Jaws Project

Andanzas

  • Bonjour infirmière

    Me conecté a internet sólo para avisar que ya andaba por acá, me bañé muy rápido, tomé un mapa, con el único propósito de saber cómo regresar, y salí a caminar. El hotel está a 4 cuadras de la Bastille, así que de ese modo comencé mi tour improvisado. Llegué al río Seine, y casi todo el recorrido lo hice a su lado, en zigzag. Pasé por Notre-Dame. Así continué, pasando por Louvre, jardin des Tuileries, Place de la Concorde, Champs Elysees, etc... hasta llegar al pont Alexandre III me percaté que ya estaba muy cansado... ya saben, la vida sedentaria, pero la torre Eiffel ya estaba muy cerca, y pues ni hablar llevaba puesta la casaca de turista.
    m77 @ pont Alexandre III

    La fila para subir estaba más larga que la de una atracción nueva en Disneyland un 4 de julio, ni hablar, otro día será. Me senté un rato en los jardines, y emprendí el retorno. En el puente Alexandre III, tocayo tenía que ser, se me emparejó una mademoiselle preciosísima, no diré su nombre porque no puedo ni pronunciarlo. En primera instancia me dije: me quiere asaltar, no quiere caminar sola, o me quiere conocer. Supongo que la acertada era la segunda opción, aunque me gusta pensar que fue la última. Pues ¿qué les puedo yo decir? ¡Me caso! Jajajajaja, no, no, no, pero eso de caminar a un lado del Seine con una mujer tan hermosa y tan simpática, dejen ustedes de lado que ella comprendía español más no lo hablaba y que se desesperaba de que yo no le entendiera a su fluido francés apoyado por señas y ademanes, parece sacado de una película.
  • Aviones

    Todavía no me bajo del avión y ya estoy enamorado... Esa maldita costumbre de contar las cosas en desorden. Salí el viernes de León sin mayores contratiempos que los brindados por hacer la maleta un par de horas antes. Luego de una larga espera al lado de mucha gente, en verdad creí que todos abordaríamos el mismo vuelo retrasado, descubrí que el 90% de los próximos pasajeros tenían un destino diferente, de modo que detrás del avión se encontraba escondida una carcacha con alas: parecía una combi con una barra de metal poco estilizada soldada al techo de la cual colgaban, uno de cada lado, ventiladores industriales. La experiencia, está por demás contarles, fue horrible. Podía ver, si es que no fue producto de mis nervios, cómo vibraban los tornillos que mantenían unida la cafetera voladora. Durante el despegue un ave nos rebasó y podría jurar, de una manera tal vez exagerada, que se siente igual a ir en un vocho y ser pasado por un camión, todo se movía. Para colmo, al aterrizar, parecía que los pilotos venían jugando patitos. Mi tormento acabó del otro lado del aeropuerto de la Ciudad de México, en un paseo demasiado prolongado a bordo de un camión. Debido a las demoras, busqué inmediatamente el mostrador de Air France para registrarme, me pidieron que mostrara mi boleto, mi pasaporte y que contestara las preguntas de una hoja, en un principio dije: "uy que flojera", hasta que vi las preguntas:
    • Nombre:
    • Fecha de nacimiento:
    • Dirección:
    • Color favorito:
    Si bueno, en realidad no me preguntaron mi color favorito, pero vamos que eran pocas y la verdad no les encontré el caso. Pasé por una tienda de dutty free sólo para felicitarme por haber adquirido los cigarros en sams... ¿Será que el tabaco está subsidiado en nuestro hermoso país? Logré conectarme unos minutos, ya saben el vicio, no, no, para despedirme. Apuré los últimos teclasos. De nuevo a subirse a un avión. ¿Dije "de nuevo"? Lo siento, no sé en qué estaba pensando. Esta cosa es como 5 veces más grande que mi casa. Todavía no sé si eso me dio gusto o todo lo contrario. Por fin llegué a mi asiento, que estaba como a 2 cuadras custodiado por dos shicas ¿de dónde? de shihuahua. Hasta ahí todo iba relativamente bien, pero fue entonces que mi suerte cambió, apareció la azafata/sobrecargo/asistentedevuelo[1] más chula que haya visto, es más, de hecho es casi de las mujeres más hermosas que he visto en toda mi vida, no conforme con eso, muy atenta, muy sonriente, muy coqueta, muy muy muy. El vuelo duró 10 horas, los asientos son verdaderamente incómodos, pero la comida, hasta eso, no estuvo taaaan mal. Contamos con 4 o 5 películas simultáneas, 3 series, 1 documental, muchos canales de música, muchos juegos aburridos, pero no con internet. =(

    Llegué a París a las 2:00 pm, sin una maldita idea de cómo iba a llegar al hotel. Así que me dirigí al mostrador de información... pero no le entendí más de 3 palabras a la señorita que amablemente me trataba de explicar. Cómo añoré haber puesto atención en mis clases de francés[2]. Desesperado, cansado y con una maleta muy pesada... decidí tomar un taxi, total, ¿cuánto podía cobrarme? Creo que no tomé en cuenta que el aéroport Charles de Gaulle está lejos, que podía haber mucho tráfico y/o que me podían ver la cara de turista.

    Para los que se quedaron con alguna duda respecto al último vuelo: no, en estos aviones casi ni se siente al despegar o al aterrizar. =)

    [1] ¿Cuál es el término correcto?
    [2] Este sentimiento todavía perdura.

    PS: Todos los posts estarán algo atrasados por motivos mmmm personales. =)
  • A últimas fechas

    El jueves amanecí en Torreón y fui a desmañanar a José. Unas horas más tarde una amiga me acompañó a realizar un buen desayuno lagunero (ej: gorditas). Cerca de las 4 de la tarde me hicieron una entrevista de trabajo, vía telefónica, que disfruté mucho, ya les daré detalles cuando madure la situación un poco más. Una vez concluida la llamada fui con mrabyte a la oficina de mibito donde estuvimos haciendo unas modificaciones a una página web hasta pasadas las 11:00 pm. Este último y yo pasamos por jga y por libereco y nos lanzamos al alberge, donde disfrutamos de una buena charla, unos litros, muchas risas y uno que otro comentario digno de ser posteado.

    libereco @ I.T.L.

    El viernes mibito pasó por mi y nos fuimos al I.T.L. a la junta del grupo de usuarios de GNU/Linux de esta escuela. La charla estuvo a cargo de libereco y trató sobre programación cross-platform, al término trataron otros temas, como la elección de un logotipo para el lug, y un congreso que tendrán en octubre(Fotos de la junta: [1|2|3]). Seguido de la junta, baldo nos invitó a presenciar su exposición sobre un proyecto de clusters, donde pude saludar a Ruth de la Peña, leoneo y crojas. Por la noche asistimos a la primer junta informal del Gulag en el Marionetas Café bar

    El sábado fui al bautizo de Emiliano, el más pequeño de mis primos, donde pude saludar a una buena parte de mi familia materna (Fotos del bautizo: [1|2|3]). =)

    Gaby y Emiliano

    El domingo fui a comer a casa de mi abuelita quien preparó su famosa y sabrosa tinga. Después hice un par de visitas de doctor, una a crojas, donde pude saludar a su familia, y otra a RIVE, quien donó memoria ram para naza y me dió sus fingerprints. De ahí, con toda la pena, tuve que ir a cumplir con mis obligaciones, así que fui con mrabyte a la oficina de mibito a continuar con la página. Mientras trabajábamos, por irc guivaloz me reportó un error con mis feeds pero debido a la carga no pude resolverlo en ese momento. =(

    El lunes fui a Monsters Inc. a saludar a Sully y a Mike, y ahí me topé al compallito, me acompañaron a la U.A.L. y saludé a elin y a crojas (de nuevo), les entregué la memoria de naza y lo echamos a andar. Esperemos ya tener ese server funcionando a la brevedad. La última escala fue a casa de mi abuelita, quien preparó una exquisita cochinita pibil.

    Hoy pasé la mañana en León, y por fin arreglé los feeds. =)

    Muchísimas gracias a:
    • Gaby por invitarme. =)
    • Ing. Armando Ruiz Arrollo por la invitación al congreso.
    • Guivaloz por reportar el bug y por leer mi weblog.
    • Mibito por el sponsorship de hospedaje e internet.
    Mis más sinceras disculpas a:
    • Las de oques, por no poder hacer un huequito para ir a saludarlas.
    • Ita(webo), porque al arreglar los feeds eliminé por error 2 de sus excelentes comentarios.
    • Gaby, por acordarme de su cumpleaños hasta en la noche y haberme tenido que salir antes de la party.
    • Bonj, por equivocarme de día en su cumpleaños.
  • Rumbo a DC7

    ¡Estoy emocionado, eufórico, excitado y feliz! Ya tengo en la mano mi boleto con destino a París. Partiré a principios de junio, y aprovecharé esa semana para conocer la ciudad, visitar un par de lugares, degustar unos vinitos, y practicar con la cámara, así como con el escaso francés. Después partiré a Edimburgo al motivo de este viaje... el DebConf 7. En realidad, primero es el DebCamp, pero vamos, eso ya lo sabías. Esta será mi segunda vez en él y ya conozco un poco más sobre la comunidad, así que espero que la experiencia sea aún mejor, ya te platicaré. Finalizando el evento tengo planes para ir a Finlandia, Suecia e Italia, aunque no es 100% seguro y aún acepto invitaciones.

    Boleto y pasaporte... DC7
  • Un lunes cualquiera.

    Denisse y Chobe en el Angel


    El domingo terminó tarde, aún con las desveladas a cuestas. De regreso nos volvimos a perder, así que ni cómo ayudarnos. Haciendo uso de nuestro estatus de turistas, y aprovechando que el departamento esta a 2 cuadras del ángel, no podíamos dejar de visitarlo... de hecho yo jamás había ido.

    Después nos encontramos con que en Reforma hay bancas muy originales, y como traía la cámara colgada al cuello y pocas ganas de dormir, pues a tomar fotos. Estuvimos pendejeando mucho, lástima que no nos acompañara alguien que las supiera tomar :p. Puedes ver el resto en el álbum de las bancas.

    Denisse y Chobe en Reforma
    m77 en el Auditorio Nacional

    Nos amaneció tarde, así que en cuanto nos levantamos desayunamos en un puesto de quesadillas y nos dirigimos al Auditorio Nacional por los boletos. No los pudimos recoger ya que Chobe había olvidado la tarjeta con la que los compramos en Monterrey, pero nos informaron que podían reembolsarle el cobro y pagar con otra.

    La pareja de recién casados jamás había ido a C.U. así que los subí al metro y nos fuimos para allá. Le dimos la vuelta en el PumaBus y nos bajamos en la facultad de filosofía y letras, caminamos un poco, y luego nos percatamos que el tiempo había acelerado su paso y era hora de regresar al departamento por la tarjeta para irnos al concierto. En esta ocasión nos regresamos en el MetroBus.

    m77 en el metro


    De vuelta en el Coloso de Reforma, saqué mi tarjeta de débito, la de crédito estaba hasta el tope, y cuál va siendo nuestra sorpresa al enterarnos que de esas sólo reciben la de Banamex. Casi al borde de la desesperación, y no era para menos: estaba a punto de perderme el concierto de Silvio Rodríguez, fui al cajero más cercano, retiré el monto y regresé a la taquilla... donde de manera muy amable me informaron que el pago tenía que ser con tarjeta forzosamente. Chobe se acercó una persona que acababa de recoger sus boletos y le pidió un paro. Este chavo se portó con madre, y nos prestó su tarjeta de crédito para pagarlos... ¡Muchísimas gracias! Como Violenta no pudo venir, nos sobró un boleto, mismo que anduvimos regalando, pero supongo que la gente no lo tomó en serio ya que nadie se animó a pedirlo. =(

    Concierto de Silvio Rodríguez


    Al cabo de una fila, y de depositar mi cámara en el guardarropa, llegamos a nuestros asientos. El concierto comenzó con el trío Trobarroco (¿o Trovarroco?) de Santa Clara (guitarra, contrabajo acústico y tres). Al terminar la primera melodía, entró Silvio acompañado de Oliver Valdez (percusionista) y de la flautista Niurka González. La piel se me erizó con las primeras notas de Escaramujo, donde dijo que saber no puede ser un lujo y que si saber no es un derecho, seguro será un izquierdo. No tengo palabras realmente para describir la magnificencia del concierto, sólo les puedo comentar que me fascinaron los arreglos, muy jazzeros, que les hizo a algunas de las canciones, Oleo de una mujer con sombrero, por ejemplo. Faltaron algunas canciones, pero supongo que es algo normal cuando el artista tiene 21 discos en su haber.Saliendo del concierto me informaron que tenía que estar a primera hora, del día siguiente, en León, así que nos limitamos a sólo ir a cenar. A unos pasos se encontraba el Hard Rock Live, así que ahí nos metimos. No tenía mucha hambre, así que sólo pedí unas espinacas a la crema... ¡Pruébenlas!

    m77 en el Hard Rock Live D.F.


    Pensándolo bien, no fue un lunes cualquiera.

    Update: Gracias al comentario de mibito me dí cuenta que no había puesto un link al álbum de este post. =)